La Junta de Andalucía oculta información sobre la oscura guardería donde golpearon al bebé

La semana pasada fue noticia el salvaje maltrato a un bebé de solo 10 meses por parte de la empleada de un jardin de infancia de la provincia de Cadiz. Fuentes de la Agencia Macho Prensa han facilitado el nombre de este oscuro chiringuito con aspecto de guarida de brujas, que no es otro que “La Casita de Chocolate”, como en el cuento de Hansel y Gretel, y que está situado en la Avenida de América, Edificio Mirador de San Bernabé Portal 4 Local 2, en Algeciras.

La_Casita_De_Chocolate

Los medios han silenciado el nombre del establecimiento por motivos que todavia no están nada claros. Se cuentan por docenas las noticias sobre supuesta “violencia machista” en las que se publicitan hasta la saciedad detalles sobre el presunto maltratador, sin embargo en este caso no se ha facilitado informacion alguna, a pesar de que ha circulado por internet un video grabado por el sistema de videovigilancia del centro infantil que no deja lugar a dudas sobre la culpabilidad de la maltratadora de bebés.

Este misterioso establecimiento no aparece en el listado de centros de educación infantil de Algeciras en las páginas amarillas, ni en el de guarderías, ni en ninguno de los restantes directorios de jardines de infancia de esta localidad:

http://www.foro-ciudad.com/cadiz/san-bernabe/guiaa-guarderias.html

http://www.guarderiasencadiz.com/guarderias-en-algeciras-2.htm

http://www.guarderiasdebebes.com/guarderias-algeciras/

el único rastro que podemos encontrar en internet sobre este oscuro parvulario es su página web, así como un par de menciones sobre que han estado entre los patrocinadores de una carrera popular y poco mas.

Resulta cuando menos curioso que el lunes 8, el martes 9  y el miércoles 10 de junio la pagina del BOJA, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, censuraba las búsquedas de “casita chocolate”, mientras que cualquier otra consulta funcionaba sin problemas, pueden verlo en este video:

se conserva el original del video para su peritaje y también hay numerosos testigos oculares que hicieron la prueba en sus propios ordenadores con sus propias conexiones a internet y que pueden testificar llegado el caso.

Esto constituye un fuerte indicio de que podríamos encontrarnos ante uno de los numerosos chiringuitos de la mafia feminista andaluza de las denuncias falsas, el sadomasoquismo y la pedofilia, organización criminal que está fuertemente enraizada en todos los organismos públicos de esta región española, ya que los informáticos de la Junta de Andalucía han trabajado para que los ciudadanos no podamos tener acceso a la información pública acerca de las subvenciones que haya podido recibir el centro infantil “La Casita de Chocolate”.

Otro dato que apunta en esa dirección es que el archicorrupto sistema judicial andaluz se ha apresurado a calificar este crimen como una simple falta, para poder dar carpetazo al asunto con un juicio rápido que se ha celebrado este pasado martes 8 de junio, apenas unos pocos días después de haber saltado la noticia a los medios. De esta forma impiden que la policía investigue a fondo el asunto. Esta es una técnica habitual, en cada juzgado hay una “fiscala” feminista que se encarga de echar tierra sobre los casos que perjudican a su mafia.

La golpeadora de lactantes ha sido condenada a una simple multa. El padre ya ha anunciado que va a recurrir la sentencia, pero es de esperar que la mafia feminista de las denuncias falsas, el sadomasoquismo y la pedofilia lo va a impedir. Primero le ofrecerán dinero a cambio de cerrar la boca y dejar de “molestarles”. Si el hombre no se deja sobornar entonces le amenazarán los matones tatuados de esta mafia, que además de ser los encargados de dar las palizas también son los que mueven la cocaína. Si el padre se obstina en seguir acudiendo a los tribunales a pesar de las amenazas entonces le pondrán droga en el maletero del coche o le denunciará por “agresión sexual” alguna de las putillas cocainómanas que trabajan para esta organización criminal que, insistimos, controla todos los estamentos públicos andaluces: justicia, sanidad, enseñanza, empleo, todo.

Lo mas peliagudo del caso es que este centro infantil incluye en sus condiciones a los padres el ceder los derechos de imagen de los menores a terceros, de manera que legalmente pueden vender acceso por internet para que cualquiera observe a los nenes usando el sistema de videovigilancia del centro:

http://www.ci-lacasitadechocolate.com/normas-del-centro/requisitos-a-los-padres/

no se habla de ceder los derechos a los otros padres, a una lista de usuarios cerrada, sino a “un tercero”.

En conclusión, los datos publicados en este artículo constituyen un  indicio suficiente para que un juez requiera al proveedor de servicios de internet el listado de direcciones IP de internet que han accedido al sistema de videovigilancia de “La Casita de Chocolate” para proceder a identificar a todos los usuarios y verificar que todos son familiares directos de los menores.

Si en el listado apareciesen en abundancia direcciones IP cuyo usuario no fuese posible identificar, en especial conexiones anonimizadas usando servicios de “proxy” como TOR o similares, deberiamos asumir que la casita del centro infantil está efectivamente hecha de una materia marrón, pero no de chocolate, sino de mierda.

Advertisements