Un juego desata la polémica con sus trece formas de matar a un profesor

“No golpees a tu profesor”. Cabría añadir: cuando puedes matarlo. Es la conclusión que se saca tras ver el vídeo que ayer hizo furor en las redes y que el servicio del Defensor del Profesor del sindicato docente ANPE exigió que fuera retirado de manera urgente.

juego-matar-profesor

Se trata de la presentación de un videojuego disponible en la web de forma gratuita donde, entre toda una gama de grises, sobresale un único color, el rojo de la sangre del profesor. La cosa consiste en explicar trece formas de matar al docente por parte de un alumno que utiliza como armas homicidas objetos que se encuentran en el aula.

“Es escandaloso, una incitación a la violencia más gratuita, utilizando además elementos cotidianos, muchos de los cuales se pueden encontrar en cualquier clase”, explicaba ayer Gumersindo Rodríguez, presidente de ANPE en Asturias. El juego forma parte de la oferta de una web de juegos gratuitos llamada “el país de los juegos”, donde también hay otro juego titulado “Golpear a tu jefe”, con la misma carga de agresiones sanguinarias.

En el videojuego denunciado el profesor está sentado en su mesa, en un aula llena de objetos. A su lado, un alumno adolescente lo escucha. Puede que le esté cayendo una reprimenda. El alumno echa un vistazo y escoge un objeto. Por ejemplo, unas tijeras. Se acerca al profesor y le corta la corbata. El profesor se enfada, pero en medio de la bronca, el alumno le corta el cuello. La sangre salpica la pizarra.

Otra escena. El alumno le lanza un frasco que contiene insectos. Impacta en la cabeza, le abre una enorme brecha y los insectos se arremolinan al olor de la sangre. El profesor corre a la ventana y el alumno aprovecha ese momento para tirarle al vacío con una precisa patada de kung-fu.

El vídeo, en inglés, introduce un texto de advertencia sobre el contenido de escenas de gran violencia. Sorprende en las diferentes escenas el grado de violencia salvaje y, sobre todo y a pesar de lo simple del dibujo, la sangre fría del adolescente.

Hay un estrangulamiento, una muerte por intoxicación de insecticida, un lápiz que se clava en la nuca o un paraguas que se incrusta en el estómago del profesor. En una de las escenas, el alumno tropieza y cae, y cuando el docente se levanta para ayudarle el niño le parte la cabeza con una cafetera y termina echándole el líquido.

ANPE recuerda el reciente homicidio de un profesor en Cataluña a manos de un alumno menor de edad. “Lo que no es admisible es pretender hacer dinero y negocio con productos que juegan con la muerte violenta de los profesores”. El sindicato exige la retirada, pero también las excusas correspondientes. Gumersindo Rodríguez se pregunta cuál sería la reacción de la sociedad si el vídeo versara sobre trece formas de matar a tu mujer en casa.

Con la muerte a golpe de bate o con la silla como arma homicida, el ensañamiento del alumno es tal que se para en mitad del crimen para tomar aliento y resoplar. Tras un segundo de recuperación, termina la faena.

Sobre la gracia o no del vídeo habrá opiniones diversas. El mensaje, en todo caso, es perverso. Al final de todas las escenas el alumno deja a su profesor tirado en el suelo o muerto sobre su mesa, coge su mochila y se marcha del aula como si tal cosa.

FUENTE:

Un juego desata la polémica con sus trece formas de matar a un profesor

Advertisements