Los “perroflautas” se suben al carro de las “mujeres muertas” para justificar sus ocupaciones ilegales

Un grupo de activistas se resiste a abandonar las instalaciones del emblemático colegio mayor San juan Evangelista, bautizado como ‘Johnny’. Tienen las llaves de todas las salas y llevan meses vivendo en el edificio. Su intención es crear un centro social

El bullicio ha desaparecido y reina el silencio. Tan solo rompen la calma las voces de un grupo de chavales que juega al fútbol en las instalaciones deportivas y el sonido de las notas sueltas de un piano que se cuela desde un sótano que antes era una sala de música. “Conseguimos salvar algunas cosas como el piano y la batería”, explican los nuevos habitantes del ‘Johnny’.

Poco se parece el inicio de este curso universitario al del año pasado, por lo que se ve en el Colegio Mayor San Juan Evangelista de Ciudad Universitaria. Ya no hay estudiantes y apenas hay vida en el ‘Johnny’. Hace tres meses el emblemático centro cerro sus puertas tras varios años de marañas judiciales y administrativas entre la Universidad Complutense y Unicaja, la entidad concesionaria que se encargaba de gestionar el edificio. Sin embargo, un grupo de activistas se resiste al cierre y ha decidido instalarse en las habitaciones de la residencia. “No queremos que se abandone y como nadie se quiere hacer cargo hemos decidido ocuparnos nosotros”, explica una de las jóvenes que se aloja en el colegio desde hace varias semanas.

Son cerca de 80 personas las que se han asentado en el edificio

Son cerca de ochenta personas las que se han asentado en el edificio con la intención de “revivir el espíritu del ‘Johnny’”. Algunas de ellas viven allí y otras simplemente visitan el espacio de vez en cuando para echar una mano. Por el momento todo funciona, tienen agua y luz e incluso la línea telefónica interna para comunicarse entre habitaciones todavía está en marcha. Su intención es convertirlo en un centro social para ayudar a los más desfavorecidos. “Ha venido gente a quejarse y a decirnos que somos unos ‘perroflautas’ que venimos aquí a drogarnos, pero eso no es verdad y queremos demostrarlo”, asegura la joven.

Consiguieron las llaves de todas las salas poco después del cierre gracias a la ayuda de antiguos estudiantes. Según explica el grupo de jóvenes ‘okupas’ a Estrelladigital.es, los primeros llegaron hace aproximadamente dos meses y el primer espacio que decidieron ‘okupar’ fue el apartamento del exdirector, que se encuentra también en el interior del colegio. De hecho, se ha convertido en el punto de encuentro del grupo. Allí se reúnen en un pequeño salón que han habilitado para organizarse. “Cuando llegamos estaba todo saqueado, se habían llevado todo, apenas quedaba nada, se llevaron incluso libros de la biblioteca con un valor histórico muy importante”, aseguran.

Entre todos han reorganizado el centro, han traído sus propios muebles y han acondicionado el espacio para convertirlo en un “lugar habitable”.

Desconocen quién se está haciendo cargo de los pagos de la luz y del agua, pero aseguran que apenas han recibido quejas. Aunque sí entró la Policía hace varias semanas para reclamar identificaciones, pero por el momento no han tenido más noticias por parte de la Administración.

Entre los proyectos que desean llevar a cabo destacan un espacio de acogida para mujeres maltratadas y un comedor social para personas sin hogar, además de una macro biblioteca pública. Explican que todas las habitaciones que se encuentran en desuso pueden servir para amparar a las mujeres que sufren maltrato así como a los niños. “Así ningún capullo de esos puede entrar aquí y los niños pueden estar también protegidos”. Por otro lado, quieren utilizar la cocina industrial del colegio para establecer un comedor social, por eso, ya están teniendo conversaciones con un banco de alimentos. Pero, según los activistas, les falta lo más importante: la financiación para conseguir desarrollar sus iniciativas. Para conseguirla están organizando diversos conciertos benéficos que tendrán lugar las próximas semanas y el precio de la entrada irá destinado a poner en marcha los proyectos.

El Johnny cerró sus puertas el pasado mes de julio

El pasado mes de julio, según denuncian los responsables del centro, Unicaja, la empresa adjudicataria que se hacía cargo del colegio mayor, decidió abandonar la concesión. Una decisión que provocó la indignación de los administradores del edificio y sobre todo, el enfado de los estudiantes y de los empleados de la residencia. “La concesión les fue otorgada en el mes de marzo por la Universidad Complutense de Madrid y ratificada por un juez apenas dos meses después. Una concesión en regla, pues, de la que ustedes se han desentendido”, explican los responsables del centro a través de un comunicado publicado en la página web de la Fundación Colegio Mayor San Juan Evangelista el mismo día del cierre.

La decisión provocó la indignación de los estudiantes y de los trabajadores

Consideran que la clausura, además de dejar desamparados a muchos estudiantes y a los trabajadores del Colegio que han perdido su puesto de trabajo, fulmina un espacio que durante años ha sido un referente social y cultural de la capital. “Con este escrito les estamos trasladando la irritada indignación que sienten casi doscientos colegiales a los que Vds. han dejado en la calle sin mediar una sola palabra; la de muchos otros que querían y quieren ser parte del Colegio, y a los que Vds. no dieron la más mínima oportunidad; la de muchos de sus empleados, a los que han dejado sin trabajo; la de cientos de antiguos colegiales que asisten, incrédulos, a algo que ni siquiera las facciones más cerriles del antiguo régimen se atrevieron a plantearse“.

El ‘Johnny’ abrio sus puertas en los años sesenta, en plena dictadura franquista, y se convirtió en el símbolo de la libertad de la sociedad madrileña. Fue allí donde germinaron los movimientos estudiantiles que ansiaban el cambio y la democracia. Un pequeño oasis de libertad que consiguió resistir hasta convertirse en un espacio emblemático hasta hace apenas tres meses.

FUENTE:

http://www.estrelladigital.es/articulo/espanha/johnny-revive-llama-okupa/20141120180014218141.html

Advertisements