Descubierta una campaña de esterilizaciones masivas en Kenia, Filipinas, México y Nicaragua, camuflada como un programa de vacunas de la ONU

Las autoridades sanitarias han puesto en marcha en Kenia una extraña campaña de vacunación antitetánica a mujeres entre 19 y 49 años. Los obispos denuncian “un programa encubierto de control de la población”.

Los obispos de Kenia denuncian que la vacuna contra el tétanos que se está dispensando a las mujeres de su país no es más que “un programa encubierto de control de la población”.

Muchos medios internacionales hacen eco de una noticia: “La Iglesia obstaculiza la vacuna contra el tétanos“. Los medios laicistas (como el mismo http://www.laicismo.org), atacan a los obispos africanos por advertir a la población keniana, compuesta por un 40% de católicos, por su arriesgada postura en contra de esta vacuna, diciendo que abstenerse de la campaña podrá evitar la prevención de millones de muertes.

Sin embargo, los obispos africanos, saben bien que las maniobras de la OMS, ONU, y demás organismos de “auxilio social”, suelen tener agendas ocultas, razón por la que han decidido tomar muestras de la vacuna, las cuales han enviado a diversos laboratorios de Kenia y el extranjero. Las muestras comprobaron las sospechas de los obispos, la vacuna estaba contaminada por una hormona llamada beta-HCG, conocida por causar esterilidad permanente y abortos múltiples en las mujeres.

Según han denunciado diversas organizaciones, las acusaciones de los obispos se confirman aún más cuando se toma en consideración que la campaña de vacunación está dirigida a mujeres entre los 19 y los 49 años, y se ha lanzado en medio de una discreción inusual en comparación con la publicidad efectuada para otras campañas de salud. La segmentación en este grupo de la población, sería absolutamente incongruente, considerando que el tétanos es una enfermedad contraída por hombres y mujeres de todas las edades, especialmente los niños pequeños (a los cuales no está dirigida la campaña).

El día seis de noviembre, los obispos de Kenia decidieron reunirse en Nairobi en una Asamblea Plenaria para tratar dos temas: la oleada de violencia que se ha despertado en la región en torno al Lago Turkana y Lamu; así como tomar una decisión acerca de la postura apropiada ante la misteriosa campaña contra el tétanos. En un comunicado, reproducido por Agencia Fides, denuncian que sus análisis han confirmado la presencia de la “hormona de la esterilización”, afirmando: “estamos convencidos de que se trata de un programa enmascarado de control de la población“.

Esta estrategia no resulta extraña para quienes conocen las maniobras internacionales por “erradicar la pobreza” de África. Según un alto cargo del Vaticano ha confirmado a Infovaticana, las Naciones Unidas y demás organismos internacionales creen que el problema africano es tan difícil de eliminar, que la única forma de acabar con la pobreza es acabar con los pobres. “Las bombas serían demasiado evidentes”, decía el eclesiástico, razón por la que recurren a estas técnicas macabras ante la ignorancia del resto del mundo.

Varios médicos especialistas en el tema, como el Dr. Mbatia , afirman que esta vacuna ya ha sido administrada en Filipinas, México y Nicaragua, en campañas ocultas con la intención de evitar el embarazo de los sectores más pobres de la población.

FUENTE:

http://www.infovaticana.com/2014/11/07/los-obispos-de-kenia-denuncian-campana-de-esterilizacion-encubierta/

Advertisements