Juzgan en Barcelona a un homosexual con SIDA que violaba e infectaba a varones tras drogarlos y lo grababa en video

La Audiencia de Barcelona juzgará desde este lunes a un homosexual con SIDA que violó a una cincuentena de hombres “en estado de inconsciencia, desnudos y en posiciones diversas” a sabiendas de que estaba infectado, y que grabó las agresiones en vídeo y fotografió.

Una de sus víctimas falleció tras ser drogado y violado en un piso de Esplugues. Concretamente, en esta vista oral se enfrentará a 47 años de cárcel por supuestamente asesinar en Barcelona a un estudiante americano en febrero 2012 después de drogarlo y violarlo. Fue a raíz de estos hechos que en el registro de su domicilio se encontraron el resto de imágenes y grabaciones.

Según la calificación de la Fiscalía previa al juicio, el acusado, Óscar Vicente C., de naiconalidad ecuatoriana y que entonces tenía 40 años, tenía un patrón de conducta: se aprovechaba de que sus víctimas estaban ebrias para llevarlas a casa, las drogaba sin consentimiento y filmaba sus violaciones a sabiendas de que “eran susceptibles de ser contagiadas de VIH”.

El caso del joven americano que por estudios estaba en España sucedió en la madrugada del 10 de febrero de 2012, cuando el acusado se acercó a él cerca de la estación de Metro de Barceloneta y, aprovechando que estaba borracho, lo convenció para que fuera a su casa de Esplugues de Llobregat (Barcelona).

La policía encontró más de 2.000 fotos y 38 vídeos de las agresiones. Allí, “sabiendo las altas probabilidades de causar su muerte” le ofreció una copa de whisky, donde, sin el conocimiento de la víctima, disolvió un sedante, con el que el estudiante quedó inconsciente.

Pese al estado del joven, con dificultades respiratorias, Óscar Vicente C. no llamó a los servicios de urgencias hasta las 13.40 horas del día siguiente y cuando llegaron los sanitarios constataron que ya estaba muerto.

Fue en el registro del domicilio del acusado en Esplugues de Llobregat y en la habitación que tenía alquilada en el la calle Provença de Barcelona donde se intervinieron más de 2.000 fotografías en las que aparecen aproximadamente 50 hombres desnudos e inconscientes y 38 vídeos en los que el procesado tenía “relaciones sexuales completas con hombres en estado de inconsciencia”.
Solo cuatro de las víctimas han sido identificadas

Además del joven fallecido, solo se pudo identificar a dos víctimas que entre finales de 2007 y principios de 2010 habían sufrido hechos semejantes y una tercera persona, en paradero desconocido.

En conjunto, la Fiscalía pide 17 años de cárcel por asesinato, 14 por dos delitos de abuso sexual con penetración, seis años por tres delitos contra la intimidad, ocho años por dos delitos de lesiones en grado de tentativa y otros dos por otro contra la salud pública.

FUENTE:

http://www.20minutos.es/noticia/2295738/0/juicio-infectado-vih/sedacion-grabacion/violaciones/

Advertisements