Las “cuotas de género” pasan factura al gobierno de Japón

AGENCIA MACHO PRENSA
lunes, 20 de octubre de 2014, 13:49

TOKIO, JAPON

La ministra de Justicia de Japón, Midori Matsushima, ha presentado este lunes su dimisión, horas después de que hiciera lo propio la ministra de Economía, Comercio e Industria, Yuko Obuchi, según ha informado la agencia japonesa de noticias Kiodo.

En base a estas informaciones, el primer ministro, Shinzo Abe, ha aceptado la renuncia de ambas y se está preparando para nombrar a sus sustitutos a lo largo de la jornada de este lunes.

La dimisión de Matsushima ha llegado en medio de las críticas contra ella por distribuir abanicos de papel con su imagen y sus políticas durante un festival en su circunscripción, tal y como ha recordado la cadena de televisión pública japonesa, NHK. El reparto de bienes de cierto valor —donde se podrían incluir estos abanicos— a votantes está prohibido por la ley electoral japonesa.

El opositor Partido Democrático ya presentó la semana pasada una demanda criminal contra Matsushima por este motivo. Obuchi por su parte se ha visto implicada en un escándalo debido a que dos organizaciones políticas vinculadas a su figura organizaron viajes para sus votantes al teatro de Meijiza, ubicado en Tokio, en 2010 y 2011, por un coste de 33,8 millones de yenes (cerca de 247.000 euros). Por ello se le acusa de una presunta malversación de fondos.

Obuchi y Matsushima eran dos de las cinco mujeres nombradas por Abe en su última reorganización ministerial. La propia Obuchi había sido señalada por algunos analistas como posible primera ministra en un futuro.

Advertisements